Jnum, el dios alfarero del Antiguo Egipto

Jnum, el dios alfarero del Antiguo Egipto

“Khnum (Jnum): Es uno de los cuatro principales dioses creadores de los egipcios, los otros son Amon-Ra, Atum y Ptah. A Khnum se le mostraba como a un alfarero que moldeaba dioses, seres humanos y animales de arcilla en su torno de barro, y luego insuflaba vida en ellos. A él normalmente se le pintaba como a un hombre con la cabeza de carnero, símbolo de su poder creativo masculino y animal sagrado. Se creía que Khnum controlaba la subida de las aguas del Nilo, un fenómeno anual crucial para la fertilidad de la tierra y la vida”.

Jnum el dios alfarero

Jnum el dios alfarero

En Egipto, antiguamente, se veneraba a Jnum. Su nombre significa moldeador, de ahí que en la iconografía se le represente sentado ante una torneta de alfarero modelando seres.

Normalmente se suele decir, en todos los escritos que he encontrado sobre Jnum, que sobre lo que está trabajando es sobre un torno alfarero.
Las teoría indican que 5000 años a.C. los egipcios habían descubierto y dominaban el torno alfarero, sin embargo como herramienta para crear seres u objetos que no tuvieses base y desarrollo circular sería terriblemente ineficaz, por lo que me inclino a pensar que lo que usaba Jnum no era un torno alfarero al uso,  sino una simple torneta, un disco que utilizaba para girar su obra a medida que modelaba y poder verla desde diferentes ángulos sin tener que moverse. (Pero también podemos ser igual de fantasiosos y surrealistas que los mitos, y creer que si alguien es capaz de crear dioses, animales y seres humanos desde un trozo de barro, también podría crearlos usando un torno alfarero)

Según la tradición egipcia, Jnum junto a Ptah y bajo la dirección de Tot,  crea todo el Universo a partir de una especie de Huevo Primordial, en esta creación universal están incluidos los seres humanos que Jnum modelaba con arcilla sobre su torneta, pero no solo el cuerpo físico, sino también el Ka, una de las esencias vitales del ser humano, que era una especie de cuerpo astral inmortal que todo ser humano lleva dentro desde el momento de nacer.

Como todo artesano (y vaya a saber si no estaría influido por la competencia de nuevas técnica y herramientas industriales), Jnum se cansó de crear seres humanos. así que hizo añicos el torno sobre el que trabajaba y para no detener el desarrollo de la Humanidad, introdujo un trozo de su torno en el útero de cada mujer, para que a partir de allí la función reproductora estuviera en el útero femenino, modelador y creador de vida.

Como mito es interesante. Vuelve a estar el barro y el agua en la creación de vida, pero todavía no aparece el fuego.

 

 


Enviar comentario